Noticias

Frankles y Altum Lab en la recta final de Startup del Año

noticias-portada-frankles-altumlab-imagine

Premio de ‘El Mercurio’, en colaboración con la Embajada de Suiza y PwC:

Done Properly, Frankles, The Live Green Co y Altum Lab en la recta final de Startup del Año

Fuente: El Mercurio

La preocupación por el medio ambiente y la alimentación saludable están impulsando la creación de innovadoras soluciones que, unidas a la tecnología, permiten proyectar un cambio importante en los paradigmas de producción y consumo en Chile, con miras también a su rápido escalamiento e impacto global, atrayendo por tanto la atención de los inversionistas. Y la irrupción de emprendimientos foodtech, biotech y de inteligencia artificial en el ecosistema local son un claro ejemplo de esta tendencia, la que a su vez quedó reflejada en las cuatro firmas de base tecnológica finalistas de la segunda versión del Premio Startup del Año, iniciativa impulsada por el Cuerpo de Innovación de ‘El Mercurio’, con la colaboración de la Embajada de Suiza en Chile y PwC.

Se trata de Done Properly, Frankles, Altum Lab y The Live Green Co, las que resultaron seleccionadas por un grupo de expertos entre las más de 70 iniciativas que postularon este año a la competencia que tiene por objetivo darle visibilidad internacional a los proyectos de alto impacto chilenos o basados en nuestro país, ya que el ganador de la edición 2021 tendrá la posibilidad de conocer el ecosistema suizo, que nuevamente este año fue catalogado por el Global Innovation Index como el más importante de mundo, con un fuerte desarrollo científico y tecnológico en industrias como la alimentaria, digital, biotecnológica, medioambiental, entre otras.

Ahora los cuatro finalistas pasan a la segunda fase de evaluación, donde los fundadores de las startups y sus equipos se presentarán ante un jurado de especialistas a quienes les expondrán los principales aspectos del negocio y su potencial de crecimiento. Tras su participación, los expertos definirán al ganador de este año, el cual se dará a conocer la semana del 20 de diciembre en la ceremonia de premiación que se realizará en ‘El Mercurio’.

El factor data science en los cuatro finalistas

Frankles: Partió como una idea en 2019, donde a través de un modelo tecnológico buscaban añadir sabores y aromas a los destilados. Tras ajustar y ampliar su foco, la startup creó Pür, saborizantes 100% naturales diseñados para bebidas en general, producido en base a solventes orgánicos inocuos y materias primas plant based. A través de un nuevo método cleantech de extracción de compuestos orgánicos optimizado vía data science, pueden utilizar 90% menos materias primas que la industria convencional para obtener la misma cantidad de saborizantes.

Altum Lab: La firma nace en 2017 con el objetivo de optimizar procesos industriales a través de machine learning e inteligencia artificial, que les ayude a disminuir costos y aumentar la productividad en actividades como la acuícola, agroindustria y minería. Para ello, en 2019 crearon Bruna, un Software as a Service (SaaS) que les permite predecir procesos productivos de plantas, para luego proponer cambios en las mismas en pos de una mayor eficiencia y así mejorar el uso de insumos como agua y electricidad.

Done Properly: Esta firma de biotecnología nace en 2019 con el propósito de crear ingredientes saludables para las personas y el planeta, a través del desarrollo de tecnologías de fermentación de precisión que les permite desarrollar un amplio espectro de nuevos componentes para la industria de alimentos. Su portafolio cuenta con RISE, un potenciador del sabor 100% natural que permite disminuir en hasta 50% el uso de sodio, y MICO, una proteína a base de micelio de hongos para productos como hamburguesas, salchichas, etc., y que requiere hasta 20 veces menos de agua y 150 veces menos de tierra.

The Live Green Co: Combinar las ciencias ancestrales de nutrición vegetal con biotecnología y machine learning para hacer comida basada en plantas de manera sostenible, sana y sabrosa es el emprendimiento que Priyanka Srinivas y Sasikanth Chemalamudi, de India, decidieron desarrollar en Chile. A través de su software Charaka, han generado una serie de productos, además de sabores nuevos y únicos que van más allá de imitar productos animales, entre otros.