Blog

Los soonicorns chilenos se abren camino: Globales, con líderes carismáticos y mucha fintech : así son las startups que están en carrera para ser los próximos unicornios

Un estudio realizado por la consultora MIC Innovation y el ESE Business School de la Universidad de los Andes reveló que existen 25 candidatos chilenos que cuentan con las características de capital, talento y soluciones para empinarse en el podio de los tan ansiados emprendimientos valorados en más de US$ 1.000 millones.
En solo un año el escenario del ecosistema local cambió radicalmente. Hasta junio de 2021 Chile era considerado un referente de innovación y emprendimiento en América Latina, pero le faltaban los primeros casos de éxito para entrar a las grandes ligas de la industria, es decir, impulsar a sus emprendedores a conquistar los grandes mercados mundiales de la mano de los mayores fondos de venture capital. Y finalmente lo logró y lo hizo con creces: hoy ya son tres los unicornios nacionales que se están expandiendo exitosamente en países como EE.UU. y Brasil —Cornershop, NotCo y Betterfly—, además del surgimiento de una nueva ‘camada’ de startups que se encamina por el mismo rumbo. Son los llamados soonicorn o aquellas empresas de base tecnológica que tienen el potencial de convertirse en unicornios en el corto plazo.

Este grupo de emprendimientos, de hecho, está generando bastante ruido entre los inversionistas nacionales y extranjeros, por lo que expertos y actores de la industria se la juegan en vaticinar que pronto llegarán al podio más chilenos antes de que finalice 2022.

‘Si uno sigue las estadísticas mundiales a Chile le tocaría tener entre dos y tres unicornios por año. Estamos observando que esto viene porque se produjo el punto de inflexión, por lo tanto, es importante como país mantener las mismas condiciones que permitieron la aparición de estas compañías. Chile tiene una sofisticación en términos de profesionales, tecnologia, finanzas, marketing y globalizacion que permite contar con el talento necesario para crear compañías globales’, afirma Patricio Cortés, senior partner de MIC Innovation y académico del ESE Business School de la U. de los Andes.

Similar es la proyección que hace Stefanie Sherman, gerenta de Digevo Ventures: ‘Me atrevería a decir que al menos cuatro startups se van a transformar en unicornio en el corto plazo (2023). La velocidad se debe principalmente a la necesidad de inyección de capital en una próxima ronda de inversión. Como todos están buscando expansión acelerada, seguramente vendrán nuevas rondas con una valorización sobre US$ 1.000 millones’. Y añade que es bueno hablar de unicornios y soonicorn porque da muestras de la madurez que ha alcanzado el ecosistema de emprendimiento e inversión en el país. Sin embargo, también advierte que es clave que las cifras de inversión realmente estén alineadas con la tracción y crecimiento que han tenido.

Algo en lo que hace hincapié Andrés Pesce, CEO de Kayyak Ventures, quien advierte que ‘a veces esta obsesión por los unicornios puede hacernos perder el foco de la cuestión central’.

¿Cuál es ese centro? ‘Que el capital de riesgo puede hacer que florezcan las semillas del emprendimiento que han estado por largo tiempo esperando. La presencia de unicornios es una muestra de que es posible que compañías emergentes, impulsadas por emprendedores con una mentalidad expansiva pueden generar mucho valor para la sociedad’, afirma’.

A su vez, destaca que eso es contagioso para emprendedores e inversionistas. ‘Los unicornios dan profundidad al mercado de capital de riesgo haciendo posible que, en un futuro, se cumpla la promesa frustrada hasta el momento de que entren al juego los inversionistas institucionales como los fondos de pensiones’.

Sin embargo, recalca que más allá de las oportunidades, lo importante ‘es la capacidad del ecosistema de generar estas compañías que crean un gran valor, y que este valor se comparta adecuadamente entre la sociedad, los clientes, los emprendedores, los empleados y los inversionistas. Existen muchas compañías que nunca serán unicornios y que cumplen con lo anterior’.

Con todo, María de los Ángeles Romo, directora de Start-Up Chile de Corfo, sostiene que el tema de los soonicorn tiende a ser interesante en la medida que se convierte en una buena vitrina para emprendedores que están proceso y comprueba, además, el gran interés de los inversionistas por el desarrollo tecnológico que se gesta en la región. ‘Pero si nos quedamos en la exclusiva vitrina no sirve tampoco demasiado. El real impacto de las startups y su potencial de crecimiento, es que logran, de la mano de la tecnología, resolver problemáticas globales a mayor velocidad, en una estructura costo eficiente. Dolores de una sociedad completa son resueltos de mejor manera’. Por lo tanto, sostiene que el financiamiento y la vitrina son buenos y relevantes, pero no son el fin. ‘Solo en la medida que los fundadores logren los objetivos de impacto que la startup se ha planteado, entre los cuales la internacionalización es clave (¡Y caro!), se justifica todo lo anterior. Ahora bien, estos ecosistemas también vibran con casos de éxito y modelos de rol, e inspiran a otros a emprender’.

Quiénes son y dónde están

En América Latina son varias las startups que se perfilan como soonicorn y Chile no es la excepción. Para Ángeles Romo estos ranking hacen sentido, en la lógica de mantener la energía y entendimiento de que las empresas pueden cambiar el mundo, y que no solo es responsabilidad de los actuales unicornios, sino también de todos los que vendrán.

Con esa perspectiva en mente, la consultora MIC Innovation y el ESE Business School de la Universidad de los Andes, realizaron un estudio con el objetivo de detectar a los mejores candidatos. El resultado: 25 emprendimientos posibles, considerando como criterios a las empresas que han hecho al menos una ronda pública de inversión y con aumento de capital, no solo deuda, aunque puede ser combinado (ver infografía).

En su mayoría, dice Patricio Cortés, son fintech, insurtech y en general tech vinculadas al mundo financiero, algo que en su opinión no es extraño ya que Chile es un país muy avanzado y sofisticado en el mundo de las finanzas, pero también cuenta con talentos que entienden bien este mercado y que advierten, además, cuáles son dolores que aún existen en la industria. ‘Para tener una buena fintech no basta con tener buenos técnicos y un buen software, sino que tiene que haber alguien que entienda y atienda el mercado’, dice.

Para Stefanie Sherman las firmas que están más cercanas a lograr la ‘meta’ son precisamente fintech, entre las cuales nombra a Fintual, Cumplo, Xepelin y Migrante.

Al respecto, Andrés Pesce afirma que los unicornios y potenciales unicornios surgen en mercados grandes y friccionados en los cuales la tecnología puede hacer viables modelos que antes no lo eran. Tal es el caso de los servicios financieros, dice, y por eso en todos los ecosistemas de capital de riesgo las fintech lideran las listas. ‘La mayor cantidad de unicornios son fintech. Chile no ha sido la excepción en ese sentido. Aún más, dada la mayor sofisticación del sector financiero de Chile en el contexto latinoamericano, los emprendedores están en muy bien pie para impulsar fintech o empresas con la potencialidad para generar un valor inmenso en nuestro continente’.

Otra caractaerística que reveló el estudio es que los líderes de estas compañías son personas carismáticas, con personalidad y pensamiento global, focalizados, bilingües, viajados y generalmente con experiencia laboral en el extranjero. Pero también, destaca Cortés, son personas que están en sintonía con el dolor del grupo objetivo y por eso su propuesta de valor es increíblemente buena, porque además son soluciones que atacan problemáticas transversales y masivas. ‘Inventaron modelos de negocios completamente radicales a lo existente, son transformaciones dramáticas del modelo tradicional de negocios. Su propuesta de valor es muy alta, porque han encontrado nichos mal abastecidos por los productos actuales. Aquí su solución no es una mejora de lo que existe, sino que es algo totalmente distinto y superior’.

Asimismo, añade que en promedio tienen 35 años, son altamente comprometidos y con personalidad de emprendedor global: ‘No es su compañía la que va a ser unicornio, sino que son ellos los que tienen el potencial de transformar en unicornio el proyecto que tomen’.

El punto débil

Más allá de las positivas expectativas, tanto el informe como los expertos coinciden en la falta de mujeres.

Para Patricio Cortés no existe ningún motivo que explique la poca presencia femenina, ya que el emprendimiento es completamente simétrico.

Una alerta en la que Andrés Pesce también profundiza. ‘Creo que, por un lado, es un espejo de la poca presencia relativa de mujeres en puestos directivos en empresas. Por otro, creo que es un tema cultural. Quizás a las mujeres las educamos para tomar menos riesgos. Es importante educar a nuestras hijas en la confianza para tomar riesgos, equivocarse, emprender y re-emprender. La sociedad se pierde mucho al no tener más mujeres emprendiendo’, recalca el CEO de Kayyak Ventures.

 

‘Los unicornios y potenciales unicornios surgen en mercados grandes y friccionados en los cuales la tecnología puede hacer viables modelos que antes no lo eran’.

Andrés Pesce

CEO de Kayyak Ventures

‘Es bueno hablar de unicornios y soonicorns porque habla de la madurez del ecosistema, sin embargo, es clave que las cifras de inversión realmente estén alineadas con la tracción y crecimiento’.

Stefanie Sherman

Gerenta de Digevo Ventures

Suscríbete a nuestro Newsletter

Recibirás las noticias, convocatorias e iniciativas más importantes de Imagine y del ecosistema.